Av. Javier Prado Este 2875 - San Borja
(511) 618 - 3333
NOTA DE PRENSA
EXPORTADORES BUSCAN MAYOR VÍNCULO COMERCIAL CON JAPÓN
01 de enero 1970 | 13:35
 

Japón puede convertirse en un destino muy importante de las exportaciones peruanas, cuya participación aún es baja, para ello se necesita una estrategia de desarrollo entre ambas economías, señaló el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos.

Fue durante su disertación ‘Agroexportaciones: Estrategias para llegar al mercado japonés’, en el Foro Económico con motivo del 50 aniversario de la Cámara de Comercio e Industria Peruano Japonesa (CCIPJ), XIII reunión Bilateral del Consejo Empresarial Peruano Japonés sección Perú (CEPEJA), el 120° aniversario de la migración japonesa al Perú y el Año de la Amistad Peruano Japonesa.

Fischer enfatizó la importancia de un diálogo de gobierno a gobierno a fin de generar condiciones propicias para la inversión. “Somos economías complementarias y juntos podemos desarrollar una oferta competitiva para Japón”, comentó.

Manifestó que Perú exporta al mundo productos del sector agro por US$ 6 mil 514 millones, a Asia por US$ 636 millones y a Japón por solo US$ 80 millones. “Japón importa anualmente alimentos por US$ 58 mil 180 millones y sus principales abastecedores son EE.UU., China y Australia. En América Latina están México, Chile, Colombia y Perú (puesto 35)”, detalló.

Dijo que si bien el porcentaje es pequeño (Perú representa el 0.3% del total de las importaciones agrarias japonesas), existen oportunidades que demandan una estrategia de desarrollo entre ambas economías, un cambio de paradigmas y un aprovechamiento del Acuerdo de Asociación Económica.

“Con un diálogo se pueden generar las condiciones necesarias para la inversión. El acuerdo comercial es bueno, pero debemos incidir en temas como la inteligencia y estrategias de mercado, la ampliación de la frontera agrícola, ciencia y tecnología aplicada a la productividad y calidad, implementación de un sistema de certificación de alimentos seguros y el desarrollo de una agricultura inteligente”, enumeró.

Inversión
Ante un auditorio de empresarios peruanos y japoneses, Fischer invitó a invertir en el bosque tropical amazónico, poner en valor sus productos, apoyar su sostenibilidad y conservación y luchar contra la agricultura y minería ilegales, opinó que existe una co-responsabilidad entre los países que poseen recursos naturales y los que tienen la tecnología, mercados y desarrollo industrial para sumar y cambiar la vida del planeta.

“Tratamos de demostrarle al mundo que el manejo forestal es una herramienta de conservación. El manejo responsable de los recursos naturales es la mejor forma de ponerlos en valor y por ende de conservarlos. Perú tiene un bosque tropical con mucho más que madera y esa es nuestra ventaja comparativa”, expresó.

Son 70 millones de hectáreas –continuó- que se pueden aprovechar de forma sostenible. No solo generaría riqueza, sino podrían ayudar en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

En ese sentido, consideró que Japón puede jugar un rol fundamental para acceder a la tecnología necesaria que permita desarrollar la Amazonía peruana. “Hacer negocios es bueno, con ética, valores, pensando en la sostenibilidad y sus tres pilares, social, ambiental y económico. Con una visión hermanada podemos hacer la diferencia”, apuntó.

Oportunidades
El Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales CIEN-ADEX, identificó un potencial de exportaciones por US$ 2 mil 300 millones. El subsector con mayores oportunidades es el agropecuario (US$ 648 millones), seguido de químicos (US$ 546 millones), siderometalúrgico (US$ 276 millones), metalmecánico (US$ 274 millones) y maderas (US$ 26 millones), entre otros.

Entre los productos del sector agro que podrían empezar a despacharse a Japón están las preparaciones para la alimentación de animales (US$ 250 millones); uvas frescas (US$ 107 millones); productos de panadería, pastelería y galletería (US$ 40 millones); arándanos rojos (US$ 23 millones); entre otros.

El dato
Japón importa anualmente 74 mil toneladas de palta y Perú le exporta 5 mil. Si se desea tener una participación del 50% se necesitaría habilitar 2 mil 700 hectáreas nuevas.